Con motivo del Día Mundial de la Investigación en Cáncer (WCRD en sus siglas en inglés), que cada año tiene lugar el 24 de septiembre, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha hecho pública la concesión de sus Ayudas anuales en un acto oficial presidido por Su Majestad la Reina. Este año, la AECC ha entregado casi 21 millones de euros para financiar 171 proyectos que se suman a los 56M€ con los que hoy se están financiando 380 proyectos de investigación en desarrollo.

 


David Llobet, investigador principal del grupo de cáncer ginécológico de IDIBELL, ha recibido una ayuda LAB AECC para desarrollar el primer tratamiento personalizado real en pacientes con cáncer de endometrio, el tumor más frecuente del tracto genital femenino.  “Aproximadamente, una de cada 37 mujeres desarrollará esta enfermedad a lo largo de su vida, y aproximadamente el 50% de ellas fallecerá en menos de un año, lo que se explica en parte por la falta de tratamientos personalizados o herramientas moleculares que permitan una mejor selección de las pacientes”, explica Llobet. 

 


El proyecto de Llobet se basa en el estudio de un proceso celular de autodigestión conocido como autofagia que las células del cáncer utilizan para resistir al tratamiento antitumoral. “Nuestro objetivo es el de identificar fármacos que nos permitan modular este proceso, ya sea inhibiéndolo o incrementándolo, con el fin de eliminar de estas células bien por inanición o por un autoconsumo descontrolado. Nos proponemos caracterizar esta función celular para el desarrollo del primer tratamiento personalizado real en pacientes con cáncer de endometrio”, añade.

 


Por su parte, Eva González-Suárez, investigadora del programa Oncobell de IDIBELL, y líder del grupo de investigación en ‘transformación y metástasis’, ha recibido una ayuda “Ideas Semilla” para impulsar sus proyectos en cáncer de mama. “Concretamente, nos centraremos en el cáncer de mama triple negativo, que es un subtipo de alta agresividad y que se asocia por lo tanto a una mortalidad elevada ya que no existen terapias dirigidas. Precisamente, nuestro objetivo en el proyecto es identificar nuevas terapias dirigidas”, explica.

 


Los resultados del grupo hasta ahora sugieren que, inhibiendo la vía de señalización de RANK, una proteína en la que llevamos trabajando casi 20 años, se podrían atacar estos tumores. Existen, de hecho, inhibidores en clínica contra esta vía de señalización; sin embargo, estos inhibidores no funcionan en el contexto del cáncer de mama triple negativo, básicamente porque en este caso no se expresa la proteína contra la que van dirigidos. “Nuestro proyecto “Ideas Semilla” buscará, a partir de las evidencias obtenidas hasta ahora, alternativas para inhibir esta vía de señalización”, concluye González-Suárez. 

 

Finalmente, la joven investigadora Mariona Terradas, del grupo de cáncer hereditario liderado por la Dra. Laura Valle, ha recibido también una Beca Investigador AECC entregada oficialmente en el acto de Madrid.

 

 

Un Plan Nacional de Investigación en Cáncer con cinco puntos fundamentales

 


La AECC ha aprovechado el WCRD para volver a pedir un Plan Nacional de Investigación en Cáncer para alcanzar el 70% de supervivencia media a cinco años en el año 2030. Este Plan de Investigación en Cáncer debe contemplar al menos cinco puntos fundamentales para alcanzar los objetivos:

 

  • Al menos duplicar la inversión que se ha hecho en los últimos 10 años, que ha sido de 1550 millones de euros, hasta alcanzar los 3.000 en el 2030
  • Potenciar el talento investigador a través del apoyo específico a los jóvenes investigadores
  • Ajustar la investigación que se hace en España a la realidad epidemiológica del país
  • Impulsar la innovación en cáncer reduciendo esa travesía del desierto por la que se pasa en las últimas fases de la investigación 
  • Potenciar los ensayos clínicos no comerciales.