La multimorbilidad, definida como la coexistencia de dos o más enfermedades en un determinado individuo, supone un reto importante para la calidad de la atención sanitaria. Se estima que aproximadamente el 7% de la población general padece multimorbilidad y este porcentaje es superior al 50% entre las personas mayores.

 

Sin embargo, se desconocen con precisión las tendencias de asociaciones de enfermedades dependiendo de la edad y el género, y además se desconocen los factores genéticos responsables de la multimorbilidad. Un mejor conocimiento de estas variables y factores proporcionaría una mejor asistencia y seguimiento clínico, así como nuevas herramientas de prevención.

 

En un trabajo colaborativo reciente, liderado por investigadores del IDIBELL-ICO (programas ProCURE, Oncobell), IDIAP Jordi Gol y GCAT (Genomes of Life, IGTP), se identifican las enfermedades principales y las asociaciones que contribuyen de forma importante a la aparición de multimorbilidad. El estudio identifica también factores genéticos heredados que influyen en la aparición de la multimorbilidad.

 

A nivel de cáncer, los investigadores identifican procesos metabólicos que se encuentran comúnmente alterados en el cáncer de mama, enfermedades nutricionales y neuropatías. Estos procesos influyen también en la edad diagnóstica del cáncer de mama y por tanto podrían representar nuevas herramientas de prevención.