Investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), publican hoy en Molecular Cancer Research un estudio donde identifican patrones de metilación asociados a diferentes subtipos de cáncer de mama, y una subclasificación del grupo de los “triples negativos”, uno de los cánceres de mama asociado a peor pronóstico. Además, los investigadores han identificado cambios en la metilación del DNA asociados a la respuesta a docetaxel, uno de los tratamientos más habituales para estos cánceres. La investigación ha sido liderada por la Dra. Eva González-Suárez, jefe del grupo de Transformación y Metástasis del IDIBELL.

 


Los modelos xenografts derivados de pacientes (PDXs) se basan en la implantación de células tumorales de un paciente en un modelo animal (ratones). Así, se obtiene un modelo mucho más representativo para la realización de estudios preclínicos de fármacos en comparación a los cultivos celular convencional.

 


La metilación es un sistema epigenético de regulación de la expresión de los genes, que se basa en la incorporación de unas moléculas, llamadas grupos metilo, en el ADN. Estas moléculas, se unen al ADN dando lugar a patrones de metilación y activan o silencian la expresión de los genes sin alterar la secuencia genética.

 

 

Los autores del estudio han reportado, por primera vez, que los patrones de metilación de muestras tumorales de dos subtipos principales de cáncer de mama - con y sin receptores hormonales - en los PDX reproducen los mismos patrones observados en pacientes. Esto valida el uso de estos modelos en estudios preclínicos de metilación y resistencia a fármacos.

 

 

Además, los autores también han visto que, en el cáncer de mama triple negativo, que se caracteriza por ser muy heterogéneo y poco clasificable, habría unos patrones de metilación que permitirían subclasificarlo. Esta clasificación en subgrupos podría permitir encontrar tratamientos más específicos para combatir estos tumores.

 

 

Otro factor que querían saber los investigadores era si la metilación jugaba, en las células tumorales, un papel importante en la adquisición de resistencia a fármacos como el docetaxel, uno de los medicamentos más extendidos en quimioterapia. “Aunque no han encontrado cambios globales en los patrones de metilación durante la adquisición de resistencia, han identificado cambios en la metilación de genes específicos que pueden mejorar la clasificación de las muestras de pacientes y ayudarnos a saber si van a responder o no al tratamiento con docetaxel”, explica la Dra. González-Suárez, y añade, “es decir, los cambios observados pueden ayudarnos a encontrar tratamientos asociados a los nuevos subgrupos”.