Una alternativa al uso de antibióticos creada por el grupo del Dr. Rafael Mañez, del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y del Hospital Universitario de Bellvitge (HUB), ha sido seleccionada por el programa CaixaImpulse Consolidate. El proyecto recibirá una ayuda de hasta 300.000 euros y acompañamiento personalizado en el proceso de transferencia en el mercado. Este proyecto presenta un fármaco alternativo a los antibióticos que permite atacar las infecciones hospitalarias. Las resistencias a antibióticos, que desarrollan algunas bacterias, son un grave problema sanitario, y causan hasta 25.000 muerte al año sólo en Europa. Este fármaco permitiría atacar estas infecciones evitando la generación de nuevas resistencias.

 

El equipo del Dr. Mañez ha diseñado un nuevo fármaco que estimula el sistema inmunitario para que este ataque de manera más eficaz las bacterias Gram-, los más comunes en infecciones hospitalarias. El fármaco se une de manera específica a los anticuerpos no neutralizantes que crea nuestro cuerpo. Como no está actuando directamente contra las bacterias, estos no generarán resistencia contra el nuevo fármaco. Este proyecto ya ha atraído la atención de inversores, y en abril de 2018 se creó, en torno a este producto, la spin-off del IDIBELL RemAb Therapeutics.

 

El programa CaixaImpulse fue creado hace 5 años con el objetivo de facilitar el traslado a la sociedad del conocimiento científico. Hasta ahora, este programa constaba de las convocatorias Validate, que pretendían impulsar la transferencia tecnológica de proyectos que apenas comenzaban. Este año ha sido el primero de las convocatorias Consolidate, el cual pretende acompañar proyectos más maduros hasta su implantación en el mercado.

 

En la primera edición de las convocatorias Consolidate, se presentaron hasta 35 solicitudes, y tras un intenso proceso de selección, en el que han participado expertos científicos y del mundo de la innovación, cuatro han sido los proyectos seleccionados: una prueba de diagnóstico para personalizar la terapia contra el cáncer (Vall d’Hebrón Instituto Oncológico, VHIO), una tecnología avanzada de edición genética para el tratamiento de enfermedades (Universidad Pompeu Fabra, UPF), una terapia génica contra la ataxia de Friedreich (Fundación Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol), y el proyecto del Dr. Mañez.